Escribir un trabajo en un Procesador de Textos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Lunes, 27 de Septiembre de 2010 16:49

avalero

OpenOffice Writer 2.0
OpenOffice Writer 2.0

Una de las tareas más corrientes que tienen que realizar los estudiantes es escribir un trabajo. Muchos todavía lo hacen a mano, porque no tienen ordenador o porque el profesor les ha dicho que no lo hagan con ordenador, quizá para evitar que los estudiantes le den gato por liebre. Pero lo normal tendría que ser que los estudiantes hicieran sus trabajos con un procesador de textos. Y eso es lo que vais a hacer hoy vosotros. Os voy a dar un texto, y vais a tener que hacer una buena presentación de ese texto, como si se tratara de un trabajo que os ha mandado hacer un profesor.

En clase hemos trabajado con dos procesadores de texto: Microsoft Word XP y OpenOffice.org Writer 2.0, y ya habéis hecho, siguiendo mis instrucciones, lo que ahora os pido. Pero quiero saber si lo sabríais hacer sin mí, sólo con la Ayuda que proporcionan esos programas y con vuestros conocimientos. El trabajo lo vais a hacer primero en Word y después en OpenOffice. Pensaréis que ”¡qué rollo tener que hacerlo en los dos procesadores!”, y probablemente tengáis razón, pero ya os he dicho en clase por qué usamos esos dos procesadores: el primero porque es el más utilizado por ahora, y el segundo porque es gratuito y el que vosotros podrías tener en casa sin tener que comprar o piratear el otro.

Microsoft Office
Microsoft Office Word

Normas básicas para todo tipo de texto

Cuando vamos a formatear un texto, lo primero que hay que pensar es qué tipo de texto es y a quién va dirigido. No es lo mismo escribir una carta a un amigo que escribir un trabajo para el profesor, aunque existen una normas básicas para todo tipo de texto. Éstas podrían ser las siguientes:

  1. Los textos tienen que ser legibles por cualquier persona, incluso por las que tienen problemas visuales. Para ello:
    • Hay que elegir un tipo de letra claro y grande.
    • El interlineado debe ser amplio para que las líneas de texto no estén demasiado juntas.
    • Para texto impreso, son mejores los tipos con serif, es decir, los que tienen rabitos en sus extremos, porque se leen mejor. Para leer en pantalla, en cambio, son mejor los tipos sans serif, también llamados de palo seco, que son más sencillos y no tienen serif.
  2. Hay que dejar márgenes generosos por dos motivos:
    • Los espacios en blanco permiten que la página respire y que se lea mejor.
    • Las líneas no deben contener muchas palabras, porque las líneas muy largas no se leen bien.
    • Los párrafos se deben identificar bien visualmente, ya sea separándolos entre sí, o ya sea haciendo una tabulación al principio del párrafo.
  3. En cuanto a las clases de letras, hay que decir lo siguiente:
    • No hay que utilizar las letras mayúsculas casi nunca, porque son menos legibles que las normales y porque destacan demasiado.
    • Si queremos destacar una palabra o una frase, utilizaremos las letras cursivas, y nunca subrayaremos nada.
    • La letras negritas se pueden utilizar para destacar términos o expresiones, pero no hay que abusar de su uso.
    • Los títulos no serán nunca en mayúsculas, sino en un cuerpo de letra mayor que el del texto normal, y los subtítulos tendrán un cuerpo más pequeño que los títulos.
  4. Hay que dividir el texto en secciones y en subsecciones, preferiblemente numeradas. Si el texto de las secciones es largo, cada sección podría comenzar en una página nueva.
  5. Hay que utilizar los estilos para formatear todo el texto. Podemos elegir estilos distintos para los siguientes elementos:
    • El título principal y los títulos de las secciones: cada uno de estos títulos debe tener su propio estilo, pero todos deben compartir el tipo y el color de letra, variando el tamaño según la importancia de las secciones. El tipo de letra puede ser distinto del empleado para el texto normal. Puede tener un color distinto al negro, pero siempre que no sea estridente: azul, marrón, verde, pero nunca rojo, naranja o amarillo, por ejemplo.
    • El texto normal debe tener un tamaño normal, de 11 o 12 puntos. Ya hemos dicho que el tipo de letra tiene que ser legible y claro, y siempre de color negro.
    • Las listas numeradas y sin numerar (con viñetas) deben tener también sus estilos distintos. Hay que dejar un espacio de sangría a la izquierda sobre el texto normal para que destaquen. No es conveniente que sus estilos sean distintos del normal. El hecho de que tengan sus propios estilos es que si queremos variar algún elemento del estilo, estos cambios se realizarán en todas las listas que hayamos escrito, y no habrá que hacerlos en cada una de ellas.
  6. En cuanto a la alineación del texto:
    • Es preferible la alineación a la izquierda, pues el texto se lee bien.
    • En trabajos formales, a veces es conveniente justificar el texto, como ocurre en los libros y en los periódicos, de forma que los márgenes izquierdo y derecho del texto sean rectos verticalmente. En este caso siempre hay que utilizar la separación silábica, para que las palabras se acomoden mejor en las líneas.
    • la alineación centrada no se debe usar casi nunca, o sólo en pequeñas frases como pueden ser los títulos.
  7. Las imágenes son un mundo aparte, y se podría decir mucho al respecto.
    • Las imágenes deben tener un tamaño proporcional a su importancia, pero nunca debe ser excesivo.
    • No deben interrumpir el flujo del texto en un párrafo, aunque se pueden incluir dentro de un párrafo si son pequeñas.
    • Las imágenes, en definitiva, no tienen que estar de adorno, sino que ilustran los contenidos para que éstos sean más comprensibles.
    • Suelen quedar mejor centradas en la página, y no debemos colocarlas juntas a no ser que sea necesario.

Manos a la obra

Una vez leída esta parrafada sobre las normas básicas, que tendréis que poner en práctica ahora, seguiréis los siguientes pasos:

  1. Comenzaréis por la configuración de la página. Aquí tendréis que establecer los márgenes y activar el encabezamiento y el pie de página.
  2. Después haréis todos los estilos de texto y colocaréis dos o tres imágenes. Las imágenes las buscáis en internet, pero una de ellas tiene que ser una impresión de pantalla o pantallazo, que tendréis que reducir con un programa apropiado que ya conocéis.
  3. Finalmente, tendréis que numerar las páginas y establecer el encabezamiento con el título del trabajo. Más todas las modificaciones que tengáis que realizar para dejar el trabajo bonito y legible.
Última actualización el Jueves, 13 de Enero de 2011 10:01